¿Por qué nos salen aftas o llagas en la boca?

Esta es una pregunta que las personas se hacen todos los días, y muchos de nosotros nos enfrentamos a esta incómoda afección que provoca molestias, ardor y dolor; pero primero, conozcamos qué son las aftas o llagas en la boca.

Las aftas o llagas bucales son úlceras o llagas abiertas en la boca que suelen aparecer en los labios, encías, paladar o garganta; es decir, en las partes blandas de la boca, suelen ser amarillas o blancas y estar rodeadas de una zona roja. Resultan muy molestas porque causan dolor y ardor; a causa del dolor que provocan, nos impiden incluso hablar y el proceso de alimentación, puesto que cuando sentimos la molestia solemos dejar de comer.

Índice

    Causas de las aftas o llagas

    Existen muchas causas por las cuales aparezca las aftas o llagas bucales, pero las principales causas son las siguientes:

    • Infecciones virales.
    • Una limpieza bucal agresiva.
    • Masticarse o morderse.
    • Un arreglo dental
    • Quemaduras
    • Comer alimentos muy ácidos.

    También debemos destacar que existen otras causas por las cuales aparecen estas afección las cuales son:

    • Estrés
    • Faltas de algunos componentes vitamínicos en el cuerpo
    • Cambios hormonales
    • Problemas con el sistema inmune del cuerpo.

    Por otra parte es necesario saber que esta problemática suelen contraerla más las mujeres que los hombres y suelen ser hereditarias.

    ¿Que hacer para prevenirlas?

    En ocasiones no hay formas de prevenirlas, ya que existen algunos factores que aumentan las posibilidades de que aparezcan estas incómodas afección; las cuales son el estrés y las faltas de vitaminas.

    Pero por eso no debes bajar la guardia, porque existen recomendaciones para ayudarte a que no te aparezcan las aftas o llagas bucales las cuales son:

    • Llevar y mantener una higiene bucal adecuada.
    • No comer alimentos muy calientes ni muy ácidos.
    • Consumir alimentos altos o ricos en vitamina C y omega-3
    • Tratar de no obtener mordeduras o masticarse.

    Con esto puedes ayudarte a prevenir y mantener alejadas estas incómodas y dolorosas llagas.

    Tratamientos

    Aunque no exista un tratamiento específico para tratar esta incómoda afección, se puede aplicar tratamientos tópicos locales o enjuague con antinflamatorio como la carbenoxolona, dexametasona, tomar antibióticos para evitar que se contamine o coja alguna infección y se empeore; y cabe destacar que no se debe usar enjuague bucal con alcohol ya que esto puede empeorar la situación y obtener más dolor, pero ahora llegó lo mejor.

    ¡llegó lo bueno!

    ¡si! Y es que con los productos que se encuentra en la cocina de tu hogar puedes ayudarte a solucionar ese problema.

    Aquí te mostraremos los más fáciles de adquirir, más económicos y los mejores remedios caseros para combatir las aftas o llagas bucales y estos son:

    • Enjuague con agua de sal: esto te arderá un poco, pero créeme te mejorará muchísimo y más rápido.
    • Aplicar hielo, tomar y comer cosas frías: el frío te ayudará con el dolor, ya que el hielo sirve de anestesia y evitará que el caliente de la boca siga destruyendo y apareciendo más de estas llagas.
    • Comer frutas ricas en vitaminas C: esto de ayudará a fortalecer tu sistema inmunológico y creará defensas o barrera para que no te sigan saliendo.
    • Colocar miel en la llaga: su función es crear una capa protectora que aísla la zona afectada antes posibles roces o contactos.

    ¡Consejo!

    Un consejo es que inmediatamente sientas la incomodidad de que te saldrá una aftas o llaga, actúe con rapidez, ya que cuanto más pequeña sea la llaga, más sencillos será su proceso de curación y menos molestias y dolor causará.

    Por otra parte, el proceso de duración de las aftas o llagas en la boca es de 8 a 15 días, si esto perdura más de ahí es recomendable que visite su médico para que descarte otras patologías o enfermedades que van asociadas con llagas en la boca.

    Subir

    Utilizamos Cookies. Más información